Logo de Hechos Criollos

Simón de Bolívar «Procurador» de Caracas ancestro del Libertador

Germán Jiménez

Autor

Barcos españoles creados por IA

Apóyanos en Patreon

Únete a nuestra comunidad en Patreon y apóyanos suscribiéndote. Tan solo $3 mensuales nos ayuda a mantener este proyecto.

En el siglo XVI, una figura histórica esencial para la transformación y desarrollo de la ciudad de Caracas fue Simón de Bolívar, conocido como el «Procurador». Acompañando al nuevo Gobernador, don Diego de Osorio Villegas, Bolívar arribó a Venezuela en calidad de escribano de residencia el 4 de diciembre de 1588. Originario de la región de Vizcaya, Bolívar era un hidalgo propietario de tierras y casas en el pueblo de Bolívar, Vizcaya. Era hijo de Martín de Ochoa de Bolívar-Jauregui y de la Rementería y Magdalena de Bolívar Ibarguén.

Simón de Bolívar el procurador

Don Diego de Osorio, reconociendo el potencial de Bolívar, lo nombró Procurador General de Caracas por un período de dos años a partir del 4 de diciembre de 1589, oficializado el 23 de marzo de 1590. Para este nombramiento, se contó con la colaboración de distinguidos individuos, como R. Espejo por el Tocuyo, Valencia y San Sebastián de los Reyes, Bernardo de Quiroz por la Nueva Segovia de Barquisimeto, Miguel de Morillo por el Portillo de Carora, y Rodrigo de Aguercese por Nueva Zamora de Maracaibo.

La tarea principal de Bolívar como Procurador era presentar una solicitud ante el monarca en nombre de Caracas, abogando por las necesidades y aspiraciones de la ciudad. Estas solicitudes incluían:

  • La prohibición del servicio personal o trabajo forzado de los indígenas, o la esclavitud.
  • Mayor autonomía para la Real Audiencia de Caracas.
  • Un sistema fiscal más equitativo.
  • La continuación del envío de navíos de registro.
  • El fomento de la educación pública.

Simón de Bolívar viajó a Madrid y entregó estas, y más, peticiones al rey Felipe II, quien respondió con una Real Cédula que aprobaba todas las solicitudes. Durante sus dos años como Procurador de Caracas en España, además de obtener el respaldo real a favor de la ciudad, logró la concesión de las alcabalas de las afueras de Caracas para financiar las necesidades reales durante una década. También obtuvo la prórroga de la obligación de enviar un navío de registro al Puerto de La Guaira anualmente. Además, se le otorgó la licencia para elegir a sus tenientes oficiales, como si estos fueran designados por el Rey.

Una de las contribuciones más destacadas de Bolívar fue la autorización para la creación de un seminario, un precursor de la Universidad Central de Venezuela. En 1592, matrimonio con Beatriz de Rojas.

Instrucción Pública

Fue Simón de Bolívar, el primero en promover la instrucción primaria y elemental. Bolívar consiguió, bajo Real Cédula del 22 de junio de 1592, el establecimiento de un seminario, aunque por falta de recursos y de población, se replanteó la creación del preceptorado de gramática castellana —Real cédula de 14 de septiembre de 1592—.

Simón de Bolívar regresa a Caracas

Al regresar a Caracas en 1593, Bolívar ostentaba los títulos de Regidor, Contador de la Real Hacienda y Procurador de Caracas. Tenía el derecho de asistir al Cabildo y emitir su voto, un privilegio otorgado por los notables de la ciudad. Entre sus logros destacados se encuentra la autorización para importar tres mil esclavos africanos para trabajar en la construcción del Puerto de La Guaira. Asimismo, se garantizó la entrada de tres navíos anuales, dos de menor tamaño y uno de registro, a cuenta de los habitantes.

La construcción del convento de los dominicos es atribuida al Procurador Bolívar, y junto a Osorio, sentaron las bases para el desarrollo de Caracas. En 1592, Felipe II concedió un escudo de armas a la ciudad y se estableció un preceptorado de gramática castellana, antecediendo al futuro seminario.

En 1595, Bolívar inició la apertura de los caminos hacia los Valles de Aragua y La Guaira.

Termina la gestión de Osorio

Con la partida de Osorio a La Española, Bolívar continuó su labor en Caracas y, en 1600, contrajo segundas nupcias con doña María de Luyando.

Desafortunadamente, su carrera pública experimentó un revés en 1606 cuando Sancho de Alquiza lo destituyó como Contador, alegando su incapacidad, y le privó de algunos de sus bienes, imponiéndole arresto domiciliario. Finalmente, el 29 de octubre de 1607, Bolívar fue jubilado por orden del rey y liberado de sus deberes oficiales. A la edad de 80 años, Simón de Bolívar falleció en Caracas en marzo de 1612.

El legado de Simón de Bolívar, el «Procurador,» es fundamental en la historia de Caracas y de Venezuela en general. Su incansable labor en la defensa de los intereses de la ciudad y sus logros en la obtención de concesiones reales fueron cruciales para el desarrollo temprano de la región. Su contribución al establecimiento del seminario y su papel, como antecedente contra la esclavitud de los indígenas, aunque promoviera el uso de africanos —era algo común en la época como mano de obra— son testimonios de su compromiso con la justicia y la educación. El reconocimiento de su trabajo es esencial para comprender la historia y evolución de Caracas como capital de Venezuela.

Podría considerarse el gobierno de Osrio y Bolívar como uno de los primeros con visión y planificación, con intención de desarrollo, en Venezuela.

Más para leer

Redes sociales

Más para leer

Indígena hombre y mujer uno al frente de otro, en medio de la selva.

El mito del castigo de Danta

Análisis del castigo de Danta, un mito piapoco, de autor desconocido, que forman parte de los mitos y leyendas venezolanos.