Logo de Hechos Criollos

Juan Francisco de León: antecedente de la Independencia

Germán Jiménez

Autor

Retrato a color de Juan Francisco de León, realizado con Inteligencia Artificial e intervenido con photoshop

Apóyanos en Patreon

Únete a nuestra comunidad en Patreon y apóyanos suscribiéndote. Tan solo $3 mensuales nos ayuda a mantener este proyecto.

Un 19 de abril 1749, en el apacible Panaquire, se gestó un episodio que sembraría las semillas de la independencia. Este suceso, encabezado por Juan Francisco de León, emergió como el primer atisbo de la lucha por la libertad en el continente americano.

Aunque en sus inicios, la compañía Guipuzcoana fue sinónimo de orden y crecimiento para la otrora capitanía general de Venezuela, y puso fin al contrabando foráneo, como el de los holandeses, con el tiempo, su monopolio se fue transformando en una tiranía, que imponía precios irrisorios que impedían el desenvolvimiento del comercio.

El Respetado Líder Juan Francisco de León

León era un hombre conocido por buscar la justicia y respeto a la corona, aun cuando se enfrentó a la compañía Guipuzcoana. Era oriundo de las islas canarias y fue teniente de justicia de los valles de Caucagua y fundador de Panaquire.

La figura de Juan Francisco de León, arraigada en la región y venerada por su valentía, se erigió como un líder inesperado frente al control monopólico de la Compañía Guipuzcoana sobre el cacao. Su resistencia a la opresión económica despertó el respaldo ferviente de los habitantes, quienes encontraron en él una voz para su libertad.

El conflicto se desató con la llegada de Martín de Echeverría, designado por la compañía para reemplazar a León. Esta acción desencadenó una lucha que se convirtió en un episodio crucial en la historia de la independencia.

El Conflicto con la Compañía Guipuzcoana: Germen de la Disidencia

Según Arístides Rojas, en su opbra, orígenes venezolanos, León llegó a movilizar hasta un aproximado de 9000 hombres.

La valentía de León atrajo seguidores mientras marchaba hacia Caracas, desafiando la autoridad establecida. Sus exigencias de expulsión de los representantes de la compañía, respaldadas por un abogado defensor, marcaron un hito en la lucha por la justicia.

La resistencia encontró apoyos insospechados, como la participación de los padres de los futuros líderes en la historia de Venezuela, lo que resaltó la magnitud del movimiento liderado por León. Ellos fueron Sebastián de Miranda y Juan Vicente Bolívar.

A pesar de los acuerdos aparentes, las artimañas y promesas incumplidas del gobernador llevaron a León a movilizar a miles de seguidores hacia La Guaira, poniendo en jaque a la autoridad. Sin embargo, la llegada de tropas veteranas bajo un nuevo gobernador cambió el rumbo de la batalla, marcando el declive del movimiento liderado por León.

El Levantamiento y la Batalla de Voluntades

La persecución, el arresto y la derrota final de León representaron el trágico desenlace de una lucha que, aunque valiente, no pudo resistir la maquinaria de poder en su contra. Fue la intriga, y la participación de tropas veteranas, lo que hizo que poco a poco mermara el apoyo y las fuerzas de León.

El perdón real llegó tarde, ofreciendo una oportunidad de redención para algunos implicados, aunque al líder Juan Francisco de León, cuya casa fue derribada y sembrada en sal por orden del rey.

A pesar de ello, pudo volver a servir al rey en colonias africanas, aunque la tragedia lo acompañó hasta su último aliento.

El Declive y el Legado de Valor

A pesar de su trágico final, el legado de resistencia y lucha por la justicia persistió como un hito inaugural en la larga batalla por la independencia de América.

La gesta de Juan Francisco de León y su valerosa resistencia contra el poder establecido en el siglo XVIII permanece como un antecedente fundamental en la búsqueda de la libertad de los pueblos americanos. Su sacrificio y valor marcan el preámbulo inicial de una lucha que resonaría a lo largo de los años, y fueron de base a los motivos por los que años después se transformaría en la gesta independentista, forjando el camino hacia la ansiada independencia.

Años después, el 20 de septiembre de 1811, en Gaceta de Caracas, al frente al templo de Nuestra Señora de la Candelaria, donde tuvo su casa, De León, se devuelve a sus herederos «dominio y propiedad» de aquel solar y días después ondeó la bandera de la República junto al grito de «Viva la República». Juan Francisco de León, fue, antes que Miranda y antes que Picornell, Gual y España, antecedente de la independencia venezolana.

La portada del artículo es una representación hecha con inteligencia artificial y luego intervenida con Photoshop, para representar a Juan Francisco de León.

Más para leer

Redes sociales

Más para leer

Indígena hombre y mujer uno al frente de otro, en medio de la selva.

El mito del castigo de Danta

Análisis del castigo de Danta, un mito piapoco, de autor desconocido, que forman parte de los mitos y leyendas venezolanos.